martes, 24 de julio de 2012

EL DURAZNO

EL DURAZNO
Prunus Persica
Por: Dra. Martha Mogrovejo S.

El árbol del durazno llamado también melocotón, llega a medir no más de 5 metros de altura. El durazno pertenece a la familia de las rosáceas, es de cáscara suave como el terciopelo, y pulpa dulce y jugosa.
Se la puede utilizar como parte de ingrediente en compotas, ensaladas de frutas y tortas. Al natural es de un delicado y exquisito sabor, Requiere un clima templado para su cultivo, pero se adapta a diversos terrenos.

Origen
Tiene su origen en la antigua China, donde era considerado como símbolo de larga vida e inmortalidad, aunque fue debido a los persas que a través de las rutas comerciales de las montañas fueron difundidos y luego fueron llevados a occidente através de los romanos. De ahí que en algunos países lo conozcan como pérsica.

Propiedades Medicinales
Con fines medicinales se utilizan del árbol del durazno las hojas tiernas, las flores, los frutos y el látex de la corteza del tronco y de las ramas.

Es rico en minerales como el potasio, que regula la tensión arterial; el fósforo, fundamental para el sistema nervioso y el cerebro; y el magnesio que contribuye a prevenir los estados de cansancio, ansiedad y estrés.

El durazno beneficia la actividad intestinal gracias a su elevado contenido en fibra vegetal, resulta muy aconsejable para combatir el estreñimiento. El melocotón aporta una reducida cantidad de azúcar, por lo que pueden consumirlo los diabéticos, siempre bajo control médico y dentro de una dieta equilibrada.
Por su contenido de hierro es recomendable para personas con anemia y falta de apetito.Está considerado como un estimulante digestivo y excelente colagogo (facilita la expulsión de la bilis).

Por otro lado tiene un papel importante en nuestro organismo al disminuir los niveles de colesterol nocivo ya que la pectina que contiene , actúa absorbiendo los jugos segregados por el hígado y la vesícula mientras hacemos la digestión. Estos jugos se forman a partir de las reservas de colesterol del cuerpo, de manera que si la pectina los absorbe el organismo tendrá que generar más y las reservas disminuirán.

Si la pectina no actuase de esta manera, los líquidos digestivos, una vez terminada la digestión, volverían a ser reabsorbidos por el organismo y los niveles de colesterol no disminuirían. Al ser expulsados al exterior a través de ella, nuestro cuerpo tiene que echar mano del colesterol que queda. Aparte de lo anterior el durazno contiene calcio y vitaminas como la A, B1, B2 y C.

Precauciones
Es recomendable no saborear la pepa (hueso) por el ácido que contiene y que puede causar molestias como dolor de estómago, de cabeza e inclusive vómito.

POLICLINICO SAGRADA FAMILIA


martes, 17 de julio de 2012

LA PAPAYA

Nombre científico: Caricae papaya
Nombre popular: “Papayo”, “papaya”, “calentana”, “fruta bomba”.

Procedencia: Crece en climas tropicales y subtropicales de Perú : Loreto, Madre de Dios, Amazonas, Piura, Ucayali, también crece en Brasil, Colombia, Venezuela Ecuador y países de Centro América.

Composición química: El fruto tiene cumarinas, esteroides, taninos, carotenoides, pectinas, vitaminas A, B, C y D, azúcares, grasas, aminoácidos, taninos, gomas, resinas, saponinas, poliósidos, gomas. El látex contiene papaína, lipasa, pectasa, quinopapaína, carpaína, las semillas contienen caricina, Carpasemina y carpaína. Las hojas contienen carpaína.

Uso Medicinal: Tiene propiedades antihelmínticas, las semillas de la papaya tienen acción bacteriostática, hepatoprotector, bactericida, funguicida y regulador menstrual. El fruto es excelente para las dispepsias, gastritis, estreñimiento, se habla mucho de sus propiedades cicatrizantes sobre todo en el pulmón. El fruto verde es esterilizante muchas veces abortivo, el látex se utiliza para la tiña, dermatitis, quemaduras etc.

Preparación: (Antihelmíntica):
Tradicionalmente se come una rodaja de papaya masticando el mayor número de semillas que pueda soportar el paladar (tienen un sabor cáustico) y se degluten juntamente con el bolo alimenticio.

También se puede batir en una licuadora una porción de papaya con 20-30 semillas para beber todo el preparado, antes de los alimentos.
Otra forma de preparar se realiza triturando 10-20 semillas de papaya, frescas o secas, en un mortero o en un batán y mezclarlo en una taza de jugo de caña asada o de cualquier otro jugo de fruta dulce para beber antes de los alimentos.

Cualquiera de estos tres métodos debe ser repetido 3 ó 4 días seguidos, en ayunas. Se puede comer después una dieta sancochada.
Puede usarse también el látex, savia lechosa, disuelta en agua. Una cucharada de látex, en ½ vaso de agua para una adulto. Una cucharadita para un niño. El látex se obtiene haciendo incisiones longitudinales en el fruto inmaduro.

EfectosLas lombrices son expulsadas muertas, unas enteras y otras digeridas. Algunas veces se presentan diarreas que al suspender el tratamiento desaparecen.

El único problema de este método es el sabor picante de la semilla; pero, en todo caso, se puede disminuir el número de semillas para disminuir la intensidad del sabor. Es un procedimiento de fácil ejecución y al alcance de cualquier persona. Comer las semillas enteras es recomendado por algunas, pero el efecto es muy variable, a veces nulo. Mejor es mascarlas o molerlas.

La acción antihelmíntica de las semillas de la papaya es por su contenido en papaína, una enzima proteolítica que digiere las proteínas y por lo tanto disuelve la queratina o quitina que cubre el cuerpo de los helmintos intestinales protegiéndolos contra la acción de los jugos digestivos del intestino. La papaína se encuentra también en el fruto verde y las hojas de la papaya y se emplea para suavizar la carne y para limpiar las heridas infectadas. La papaya madura no contiene papaína, excepto en las semillas.

Las semillas frescas contienen también un compuesto llamado Carpasemina que tiene acción destructiva sobre las amebas, lo que explica su clara acción terapéutica sobre algunos casos de diarreas crónicas.

Además contiene un alcaloide llamado Carpaina que actúa sobre el corazón en forma muy similar a la digitalina. Mejora así los casos de insuficiencia cardiaca y crisis de taquicardia pero, igual que la digitalina, es tóxica y no debe ser manejada sino por profesionales estudiosos. Esta es la razón por la cual los tratamientos antiparasitarios a base de semillas de papaya no deben prolongarse más de cuatro a cinco días, para ser repetidos, si es necesario, dos o tres meses después.

Precauciones: La hojas presentan fuerte acción cardiotónica, el látex es irritante puede producir gastritis, el consumo excesivo de papaya podría ocasionar cancer a la próstata.

POLICLINICO SAGRADA FAMILIA

web: http://www.policlinicosagradafamilia.com/


POLICLINICO SAGRADA FAMILIA
Luzuriaga 190-Jesús María
Tel: 780-8848 / 999-487232
Lima-Perú
Escribanos a: policlinicosagradafamilia@yahoo.com