jueves, 8 de mayo de 2014

LA ALFALFA (Medicago sativa), propiedades medicinales

LA ALFALFA (Medicago sativa), propiedades medicinales
Por: Pavlusha K. Luyando Joo
Lima-Perú

Es una planta prehistórica, pues se ha hallado en restos humanos del neolítico, por ello se piensa que es una de las primeras plantas que ha cultivado el hombre sobre la tierra.
Está extendida prácticamente por todo el mundo, se fija su área de origen  en Asia Menor y sur del Caucaso (Turquía, Siria, Irán, Irak, Afganistán, Pakistán). Las referencias más antiguas proceden de Turquía (1.300 a.C.), Babilonia  (700 a.C.)
En el siglo IV a.C., Teófrates describió su introducción a Grecia, y Aristófanes y  Aristóteles también la mencionaron y describieron con bastante detalle. Con la caída del Imperio Romano, el cultivo de alfalfa desaparece de Europa.  Los árabes la transportaron de nuevo, a través del norte de África, desde Persia hasta la recientemente conquistada España.
La llegada al nuevo mundo se produjo en el año 1519, a México. Posteriormente por la  ruta del Pacífico, fue trasladada a Perú ,Chile y luego probablemente por tierra a Argentina.

Propiedades curativas de la alfalfa
Por su gran cantidad de vitaminas del grupo B, c y A, hierro, calcio, y vitamina D puede ser utilzada como inmunoestimulante, con el fin de prevenir enfermedades del sistema nervioso, respiratorio y de la piel.
El tratamiento de la anemia así como su prevención con la alfalfa es algo común dentro de la medicina natural. También son conocidas sus propiedades diuréticas , por lo que es muy preciada en los cuadros de retención de líquido.
Por tener fitoestrógenos es utilizada para tratar los síntomas del periodo de la menopausia, así como para tratar las dismenorreas (cólicos menstruales).
La alfalfa en  infusión, es un gran digestivo bebida en y por ello alivia las molestias ocasionadas por los gases, tiene propiedades laxantes y es un excelente alimento, el cual hay que ingerir crudo de preferencia para que no se degraden la vitamina C sobre todo.

Contraindicaciones y Advertencias
Durante el embarazo y la lactancia El consumir alfalfa en cantidades mayores de las que se encuentra en los alimentos POSIBLEMENTE NO ES SEGURO. Hay algunas pruebas experimentales que indican que la alfalfa puede actuar como estrógeno y esto podría afectar el embarazo.

En trastornos autoinmunes como la esclerosis múltiple, el lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide entre otros, la alfalfa podría podría empeorar los síntomas de las enfermedades autoinmunes. Existen dos informes de pacientes con Lupus que sufrieron una reaparición de los síntomas después de haber consumido semillas de alfalfa por un largo tiempo.


POLICLINICO SAGRADA FAMILIA
Luzuriaga 190-Jesús María
Tel: 780-8848 / 999-487232
Lima-Perú
Escribanos a: policlinicosagradafamilia@yahoo.com